lunes, 30 de abril de 2007

Hay algo más---


Pocas cosas en este momento me interesan tanto como el irme... solo salir, sin acrobacias, ni barullos, ni culpas ni nada... solo salir. Por eso cuando me propusiste irnos no lo pensé, ni lo pienso, solo musite un si. Nunca te he hablado de mis deseos, ni de mis secretos sibilinos, pero los conocías, y los conoces; es por mis ojos delatadores?

-"brindemos!"

Suenan dos cristales chocando y la música suena, me hablas de tus deseos, y tú te vas dando cuenta de los míos en ese vaso largo que va quedando cada vez más transparente, y menos amarillo. Escondí el vaho de la cerveza y el de mi esperanza modesta al entrar a mi casa, después del abrazo no te dejaría quedar mal nunca. Ya en mi cuarto me quede pensando, soñando, mensimismiando, queriendo que todo sea como queremos, queriendo salir de ahí, y deseando hacerlo ahí dentro.

2 comentarios:

Sirena dijo...

Hola: No entendí lo de los anónimos... me refiero a que me gusta que quien comenta ponga su nombre o seudónimo a menos.

Me gusta tu blog, gracias por visitar el mío.

Alonso dijo...

Me gusto la manera de contar ese instante, ke yo alguna vez he vivido y me ha identificado. Al leerlo y recordar esos momentos de nostalgia me senti raro, me senti triste. Y me sigo sintiendo triste.