sábado, 28 de abril de 2007


dudo. No se si bajar por el ascensor o mejor bajar por las escaleras. Oprimo un botón blanco apenas oigo pasos, entro a esa mini nave, escucho como baja y me miro refleja en el metal.

- buenas noches-
- buenas noches- salgo rápidamente del edificio, pienso “huevos, no, pan, leche, cigarro”.

La lluvia me recibe, a dos cuadras está la panadería, me apresuro, lo dejo todo en la portería, me alejo, por fin sola! No siento el frío ni el agua que debió comer mi ropa, tengo monedas para el cigarro, ya me esta molestando el caer insistente de la lluvia, quiero fumar, sentarme en algún anden y llorar, pensar en todo, en ti que ya no sé si quiero verte, en mi, en todo, en el cigarro de compás desentonado al singulto y sollozo.

Camino, no compro el cigarro pero las ganas están que canjean, todo esta cerrado ¿Qué tan santo es eso?

Ya estoy mas sosegada, debe ser la lluvia que en contraluz a las luces de los carros y postes me hacen sentir en un cuadro de Rendir.

Camino, tomo un carro hasta la 147 con 7○, compro dos galletas, salgo y las como mojándome con toda esa garúa en mi cara. Saludo a uno o dos sin mirar, quiero llorar un rato pero hay ruido en todo lado, y gente y carros y yo por dentro.

Llego a mi casa, quiero dormir en vigilia, no fumé, no lloré, no hice el amor (si es que era amor) y ya no quiero verte, no quiero ahora nada, solo fumar y eso, leer un poco pero no encuentro mi libro, amor pero siempre que tengo la pequeña ilusión siempre se falso, es así, asa, eso…

¿Cuándo me bajo o donde entro para ya terminar con el amor (si es que..), de lo que ya no quiero? Por alguna razón ya solo quiero estar sola.

Que cantidad de suspiros. Recuerdo a cada instante la imagen metálica, y siento algo y veo esa pequeña mancha roja, la recuerdo y tengo miedo y más de no saber que forma o color tiene el objeto temido.

No hay comentarios: